Comisión de Ambiente

Coordinadora

Daniela Ruiz Acuña

Integrantes

Diego Andrés Copello.
Guillermo Manuel Kulemeyer.
Julieta Agustina Soria.
Juan Cruz Tibaldi.

Correo Electrónico: casapatriarosario@gmail.com

Diagnósticos y Desafíos 2021

En este documento se analizan y proponen tres líneas de estudio para ser elaboradas por la Comisión.

En primer lugar, creemos importante desarrollar y potenciar la economía social de las huertas orgánicas no solo con capacitación a lxs pequeñxs productorxs sino también desarrollar el espíritu cooperativista promoviendo empresas sociales de producción y transformación de alimentos orgánicos. No hay que considerar a las huertas orgánicas solo como un sistema de producción de alimentos con fines exclusivamente económicos familiares – desarrollo de una familia – sino que debe poseer un fin social y local. Es por ello que se propone relacionar dichas huertas con los comedores escolares para abastecer a estos últimos de alimentos, beneficiando así tanto a lxs asistentes de los comedores como también a lxs mismxs productorxs que encuentran en los comedores escolares un/a “cliente” que le permita un ingreso mensual. A su vez, también intentar que lxs asistentes de comedores escolares realicen sus propias huertas no solo para autoabastecer al comedor sino también como un método de enseñanza para su vida en comunidad.

En segundo lugar, entendemos un desarrollo que implique potenciar los GIRSU (los cuales hoy vienen perdiendo terreno y eficacia) con la creación de una empresa mixta – de capitales públicos y privados – de elaboración del insumo de resmas de papel reciclado a partir de aquellos residuos sólidos no orgánicos (vidrio, papel, plástico). La elaboración de este producto tendrá como destinatario principal el propio Estado provincial, municipal o comunal beneficiándose mutuamente a partir de un menor costo de elaboración del papel y un menor costo de adquisición de un insumo vital para las administraciones públicas como es las resmas de papel.

En este proyecto resulta fundamental la incorporación de los consorcios GIRSU al proceso productivo no solo para potenciar su funcionamiento, sino para que los mismos serán los principales proveedores de la materia prima para el reciclado y posterior elaboración del insumo a distribuir hacia el Estado. Involucrarlos en el proceso productivo económico es una herramienta fundamental. Para alcanzar este objetivo resulta necesario la elaboración de insumos normativos no solo para la creación de esta empresa sino también para establecer los mecanismos de funcionamiento de la misma manteniendo siempre el control de la misma por parte del Estado provincial.

Por último, en materia de energías renovables, se proyecta potenciar la utilización de las mismas vinculando el programa ERA del gobierno provincial con la imposición de autoabastecimiento en los loteos habitacionales a crearse en el futuro. La instalación de nuevos loteos dentro del territorio provincial no solo implica un impacto en el medio ambiente a través de los servicios de agua y/o gas sino también en materia energética. Vincular el programa ERA con el autoabastecimiento de espacios comunes en los nuevos loteos a crearse, impulsaría no solo el programa mencionado sino también la cultura de producción energética y autoabastecimiento de la población.

Huertas orgánicas

Las políticas económicas implementadas en nuestro país en los últimos años, dieron lugar a un constante deterioro de los indicadores sociales. Esta situación se vio reflejado en un incremento de la tasa de desempleo y de las desigualdades sociales, así como la intensificación de la pobreza, migraciones rurales hacia centros urbanos y marginación social. A modo de respuesta a esta difícil coyuntura económica, han surgido en el último año, estrategias económicas alternativas basadas en la ayuda mutua, la cooperación y la participación de lxs trabajadorxs, sobre la base de un desarrollo sustentable y defensa del medio ambiente, que tienden a generar nuevas formas de encarar la lucha contra la exclusión social, denominadas Economía Social o Solidaria.

El objetivo de esta propuesta es describir y caracterizar las experiencias llevadas a cabo en esta materia poniendo de manifiesto la potencialidad de estas nuevas prácticas productivas, como iniciativas no sólo de autoabastecimiento familiar a través del aprovechamiento de los recursos y capacidades locales y de la participación social, sino también como actividad productiva económicamente sustentable.

Con el objeto de poder llevar adelante un análisis de la Agricultura Urbana desde la óptica de la Economía Solidaria, resulta interesante mencionar algunas posturas teóricas acerca de la Economía Social o Solidaria, así como también diferentes concepciones de Agricultura Urbana 1. Luis Razeto sostiene que esta economía está basada en la existencia de factores comunitarios a los que define del siguiente modo: "los factores comunitarios se manifiestan en la cooperación en el trabajo, que acrecientan la eficiencia de la fuerza laboral; en el uso compartido de conocimientos e informaciones que dan lugar a un importante elemento de creatividad social; en la adopción colectiva de decisiones, en una mejor integración de los distintos componentes funcionales de la empresa, que reducen la conflictividad y los costos que de ésta derivan; en la satisfacción de necesidades de convivencia y participación, que implica que la operación de la empresa proporciona a sus integrantes una serie de beneficios adicionales no contabilizables monetariamente, pero reales y efectivos; en el desarrollo personal de los sujetos involucrados en las empresas, derivados de la comunicación e intercambio entre personalidades distintas.”

En virtud de lo expuesto es posible afirmar que la Economía Solidaria constituye una nueva forma de creación y distribución de riqueza, basada en valores democráticos y participativos, con un manejo adecuado de los recursos, bajo un esquema de organización solidaria, priorizando la satisfacción de las necesidades sociales.

Para la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (2 FAO), “por agricultura urbana se entiende la producción de alimentos dentro de los confines de las ciudades: en los patios, terrazas, huertos comunitarios y huertas de frutales, así como en espacios públicos o no aprovechados. Incluye operaciones comerciales que producen alimentos en invernaderos y en espacios al aire libre, pero en la mayoría de los casos se trata de una actividad en pequeña escala y dispersa por toda la ciudad.”

La Agricultura Urbana se diferencia de la agricultura rural fundamentalmente en el hecho que la producción no demanda grandes extensiones de tierra y los requerimientos de insumos son menores. Dado que esta actividad se desarrolla en el ámbito de las ciudades, existe un grado de proximidad con los centros de consumo, que permite la producción y comercialización de productos perecederos tales como frutales y hortalizas, hierbas, especias y pequeños animales entre otros. No obstante, ello, la baja productividad que presenta, hace que no constituya una competencia para la producción rural, ni sirva como único suministro de alimentos para las familias que la practican.

Propuesta:

1.- Capacitación ofrecida a los interesados en lo que respecta a brindar conocimiento y práctica sobre huertas grupales productivas orgánicas, producción, manejo y uso sustentable de Plantas Aromáticas Medicinales, reciclaje de residuos sólidos, asociativismo y organización comunitaria, consumo ético, solidario y responsable, construcción de redes.

2.- Capacitación de Agroindustrias basado en la creación, desarrollo y promoción de modelos de empresa social de producción y transformación de alimentos (integración vertical) obtenidos de emprendimientos de Agricultura Urbana. Estos espacios son gestionados por familias o grupos comunitarios basados en técnicas agroecológicas de producción y elaboración de alimentos. No se utilizan insumos de síntesis química, posibilitando alimentos de alto valor nutritivo.

Estas constituyen una alternativa contrapuesta a la del modelo económico actual donde la tendencia del mercado es ofrecer productos procesados en grandes cantidades. En este caso el pequeño productor y su familia producen y comercializan en pequeña escala proporcionando su manutención.

3- Vincular las huertas orgánicas con los comedores escolares, sea a través de la compra impuesta por el Estado y con destino exclusivo hacia los comedores escolares de la zona en donde se encuentra/n aquella/s huerta/s orgánica/s.

4- Incluir la capacitación de lxs asistentes a los comedores escolares para que produzcan parte de sus propios alimentos y se autoabastezcan de aquellos productos.

 En cualquiera de las propuestas anteriores incluir convenios con el INASE,  INTA y otros organismos a los fines de proveer el material primario (semillas) para llevar a cabo aquellos proyectos.

 

Plan de Gestión Integral de los RSU (GIRSU)

Se trata de un conjunto de actividades y tareas vinculadas a la segregación, disposición inicial, logística, transporte, disposición final, seguimiento y gestión documental y administrativa afín a la totalidad de los residuos generados en un sistema determinado.

La Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU) es un sistema de manejo de los RSU que, basado en el desarrollo sostenible, tiene como objetivo primordial la reducción de los residuos enviados a disposición final. Ello deriva en la preservación de la salud humana y la mejora de la calidad de vida de la población, como así también el cuidado del ambiente y la conservación de los recursos naturales.

El sistema GIRSU se impuso como el método adecuado para el manejo de los RSU luego de años de estudio, de numerosas experiencias realizadas en el mundo y de la participación de las ciencias exactas, médicas, naturales, sociales, económicas y del desarrollo tecnológico.

Todos los estudios referidos a la Gestión Integral de RSU están dirigidos a disminuir los residuos generados –que son consecuencia inevitable de las actividades humanas– como medio idóneo para reducir sus impactos asociados y los costos de su manejo, a fin de minimizar los potenciales daños que causan al hombre y al ambiente.

Etapas del sistema GIRSU

  • Generación

La generación es la acción de producir residuos como consecuencia directa de cualquier tipo de actividad desarrollada por el hombre, ya sea residencial, comercial, industrial, etcétera.

Así, la generación de residuos en hogares resulta del consumo cotidiano y deriva en la disposición inicial de residuos que en cada domicilio se realiza al extraerlos para su recolección.

En esta etapa de generación, es importante considerar que la cantidad de residuos a generar puede disminuir en forma significativa cuando aplica la Fórmula de las 3 R (Reducir, Reciclar, Reutilizar).

  • Separación en origen

Actividad que comprende la manipulación de los residuos desde que son generados hasta su almacenamiento para la recolección, es decir, hasta que sacamos la bolsa a la puerta de nuestra casa separando en Secos y Húmedos. La separación de los residuos es el paso más importante en esta etapa, de ello depende, el éxito de las siguientes.

  • Recolección y Transporte

Consiste en recoger los residuos dispuestos en los sitios indicados (puerta de hogares, contenedores, puntos verdes, etc.) y su carga en los vehículos recolectores para llevarlos a la planta de separación y transferencia o al relleno sanitario.

La recolección podrá ser:

-           General: sin discriminar los distintos tipos de residuos.

-           Diferenciada: discriminando por tipo de residuo en función de su posterior tratamiento y valoración.

  • Tratamiento

Esta etapa abarca todos los procesos que ocurren en la planta de tratamiento. Por medio de ellos los RSU son valorizados o tratados para disminuir los daños ambientales que puede generar su disposición final y reducir el consumo de recursos no renovables.

Los procesos en esta etapa pueden ser:

-           Mecánicos: clasificación, trituración, compactación.

-           Térmicos: incineración y pirolisis.

-           Biológicos: compostaje, estabilización biodigestión, etc.

 

  • Deposición Final

La Disposición Final es la última etapa en el manejo de RSU y comprende al conjunto de operaciones destinadas a lograr el depósito permanente de los residuos sólidos urbanos, es decir los residuos rechazados que no se recuperan para reciclar.

En oposición a la práctica de arrojar en forma descontrolada los residuos en basurales a cielo abierto, el Relleno Sanitario constituye la solución que contemplando principios de ingeniería sanitaria permite la adecuada disposición final de residuos a fin de evitar riesgos a la salud pública y el ambiente.

 

GIRSU: Santa Fe

En la provincia, en los últimos años se han ido formando distintos consorcios a lo largo de toda la provincia. Actualmente se registran 33 consorcios formados, pero solamente un 10 % se encuentra en funcionamiento.

Propuesta

A los fines de darle tratamiento a la disposición final de residuos se propone la creación de una empresa mixta – con participación público 51% privada 49% – para el reciclaje y posterior elaboración de resmas de papel reciclado (cartón, papel y plástico conllevan el 38 % de los residuos clasificados en los Girsu). El papel reciclado y manufacturado en esta empresa mixta proveerá de aquel insumo a los organismos del Estado en un precio más reducido que en las adquisiciones realizadas en el mercado, reduciendo así los elevados costos que posee el Estado Provincial en las licitaciones y/o compras directas de este importante material que utiliza la Administración Publica Provincial.

Energías Renovables

La provincia de santa fe cuenta con el programa ERA (energía renovable para el ambiente) que consiste en la promoción de las tecnologías de aprovechamiento de las fuentes renovables de energía disponibles en nuestro territorio, con el fin de alcanzar un triple impacto: social, ambiental y económico.

Su objetivo principal consiste en implementar como política pública la promoción de generación de energía producida a partir de fuentes renovables para su conexión en la red de distribución eléctrica, aprovechando así las fuentes de energías renovables y reducir la emisión de gases reemplazando las fuentes fósiles por las renovables.

El programa tiene como destinatarios particulares a los usuarios del sistema de distribución eléctrica de la EPE y también las cooperativas adheridas al programa.

Este programa promueve el autoabastecimiento no solo individual sino cooperativo, pero consideramos que no ha alcanzado todo su potencial.

Propuesta:

Crear insumos normativos a los fines de imponer el autoabastecimiento energético en nuevos loteos habitacionales tanto públicos o privados en donde deberán abastecer los espacios comunes de aquellos loteos. Por ejemplo, en los barrios abiertos y/o cerrados, las luminarias de las calles, el club house de los barrios privados deberán necesariamente poseer energías renovables producidas en el mismo loteo.

 

1. Específicamente sobre el factor C, Cfr. Razeto, L. “El factor C y la economía de la solidaridad”, Serie Cuadernos de Educación No.1, Montevideo, Cofac, Mayo de 1998

2. FAO “El estado mundial de la agricultura.” Roma 1996

aaaaaaaaaaaaaaaa-04-04-04-04.jpg