Comisión de Salud

Coordinador

Sebastián Torres

Integrantes

Camila Cuchiara
Cintia Marzolini
Claudia Indiviglia
Diego Junco
Emilio foco
Estefania González
María Eva Di Marco
Gustavo Balista
Mauricio Paradelo

Maximiliano Espeleta

Mónica Marinelich
Omar Moya
Pablo Ricci
Patricia Maciel
Ricardo López
Rivera Martin
Raquel Tiziani
Traverso Aneley
Viviana Pardo

Correo Electrónico: casapatriarosario@gmail.com

Diagnósticos y Desafíos 2021

Asistimos a un momento único en la historia, a un contexto atravesado por los efectos de la pandemia, una situación de características catastróficas, que ha desnudado todas las falencias no solo de los sistemas de salud, sino del estado en su totalidad.

 

Resumidamente, podemos observar que continúan apremiando problemáticas “históricas” de larga data, como la pobreza estructural, las dificultades del acceso al sistema de salud. Así también detectamos situaciones preexistentes que se han agravado y han quedado más expuestas en esta pandemia, como por ejemplo la capacidad instalada en cada provincia y en cada ciudad, y las desigualdades entre ellas, más precisamente en lo que respecta a por ejemplo camas de terapias intensivas y recursos humanos especializados, la precariedad estructural del sistema y la inequidad en materia de acceso a las nuevas tecnologías y la conectividad.

 

Por otro lado, se han sumado fenómenos y problemáticas nuevas que impactan directamente en lxs ciudadanxs, que para nombrar algunas podemos mencionar la discontinuidad de controles de salud y tratamientos, agravando más aun la situación de salud de nuestrxs ciudadanxs.

 

A partir de esta breve reseña de la situación actual en el contexto de la pandemia, sumada a la situación heredara de gestiones anteriores, se plantea la necesidad de la contextualización de las problemáticas en materia de salud pública santafesina, en el marco de las políticas públicas de salud nacional. Se explicita un posicionamiento epistemológico desde el paradigma de la complejidad que habilita a deconstruir la categoría de salud desde lógicas binarias que sitúan la salud pública como derecho de todxs, desde la perspectiva enfermedad-sujeto-contexto.

 

Se plantean posibles líneas de intervención centradas en la articulación de las políticas de salud públicas con políticas provinciales y municipales, la articulación con políticas públicas sanitarias, la coordinación de las diferentes modalidades de financiamiento y gestión de la atención médica, la estrategia de organización de la Red de Salud APS y el trabajo intersectorial.

 

En Santa Fe, la Red de servicios de salud pública se brinda a través de efectores de alta complejidad (tercer nivel), en número de trece. Efectores de media y de baja complejidad (segundo nivel), en número de 129. Efectores de baja complejidad, (primer nivel) sin Internación, los CAPS. 450 aprox. Servicios de Soporte, SIES, Red de Laboratorios, Red de Farmacias, Producción Pública de Medicamentos. Se reconocen diferentes subsectores: Sector Público, Sector Privado y Sector Seguridad Social, Obras Social Provincial y PAMI. Estos sectores, tienen una autonomía relativa o interdependencia. Se reconocen problemáticas del sistema de salud provincial en torno a las funciones de regulación y control, las funciones de promoción y prevención de la salud y la función de atención médica.

 

En relación a la función de regulación y control se da la superposición de entes de regulación y control. La fuente primaria de regulación en los sistemas de salud de la región son los ministerios de salud. La heterogeneidad regulatoria es amplia. El conglomerado de subsistemas de salud, trae aparejados problemas de coordinación. Una secretaría de salud, una superintendencia de salud, un instituto de seguridad social (PAMI), 24 ministerios de salud provinciales y 24 entes de seguridad social provinciales. Todos con facultades normativas e Independencia administrativa y financiera, lo que les da una amplia libertad de imponer criterios propios.

 

En este sentido, una línea de intervención posible subyace en la articulación de esta convivencia de diferentes modalidades de financiamiento y gestión de la atención médica, desde lo macro a lo micro. Una política de salud pública nacional y políticas de salud públicas provinciales que, situadas en cada territorio provincial capturen las necesidades de la población en relación dialéctica con entorno. En cada provincia, cada municipio a su vez supone la posibilidad de articular intervenciones de políticas públicas que son específicas de cada región geográfica municipal, con estrategia de organización de la Red de Salud: APS.

 

Estas interacciones con los distintos actores sociales en espacios de gestión deben arrojar propuestas concretas en políticas a implementar para la mejora de la calidad de vida de la población. Basada esta estrategia en que nadie conoce mejor la singularidad de un grupo determinado de la población que quien la integra. Este abordaje requiere que el sector de la salud cuente con el mandato, los incentivos y el presupuesto necesarios, y esté respaldado por mecanismos sostenibles, para cooperar en la formulación de soluciones destinadas a prevenir y controlar la enfermedad y mejorar la calidad de vida. En el trabajo intersectorial se debe fomentar la incorporación del sector privado de la Salud y sectores afines al mismo que inciden en la mejorar la calidad de vida de nuestra población, la alianza público-privada trabajando mancomunadamente para el desarrollo científico-técnico, el desarrollo de nuevas tecnologías y la manufactura de materiales de alto costo de elaboración.

 

La participación comunitaria para la gestión de los efectores de salud supone la formación de consejos barriales. Se plantea la horizontalidad de la construcción de gestión, en la priorización de los problemas comunitarios, con lxs trabajadorxs.

 

Las Políticas Públicas Sanitarias, deben perseguir y contribuir, a desarrollar un Sistema Nacional de Salud Integrado y Federal. Se propone un Ministerio de Salud rector y regulador del Sistema y de todos los Subsectores; provinciales y municipales. Las políticas públicas de salud nacional, provincial y municipal coincidiendo en el posicionamiento que concibe a la salud desde una mirada compleja e integral y la entiende por sobretodo como derecho de todxs. Se plantea la articulación de políticas de salud con políticas sanitarias, económicas, sociales, educativas, etc.

 

Se propone entender al PSEA (Modelo de Atención entendido cómo proceso-salud-enfermedad-atención) como un 11 objeto complejo exige ineludiblemente la organización de la red de salud con la capacidad de adaptarse a la singular complejidad de cada comunidad en territorio y ofrecer abordaje inter y/o transdisciplinarios. Crear espacios de democracia ampliada, procesos de productores de sujetxs ciudadanxs, grupos capaces de imponer resistencias a las determinaciones del medio.

 
aaaaaaaaaaaaaaaa-04-04-04-04.jpg